Foro dedicado a la obra de Eiichirō Oda.
 
ÍndiceCalendarioBuscarFAQPortalMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Bienvenidos A Pirate Legend's, ya en funcionamiento
Leer las Reglas, Muy Importante¡Click Aqui!
Crea tu ficha Click Aqui
Revisa las akumas disponibles¡Click Aqui!
Censo del foro ~Click Aqui~
Registro de personajes ~Click Aqui~
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Temas similares
Últimos temas
» registro de personaje
Mar Ago 05, 2014 9:26 am por nami_16

» hola
Mar Ago 05, 2014 9:18 am por nami_16

» Wolf's Fantasy
Dom Abr 14, 2013 7:59 am por Safira98

» Bienvenidos a Todos
Sáb Abr 13, 2013 4:11 pm por Safira98

» Registro de personajes
Sáb Mar 30, 2013 12:28 pm por Kenner

» Listado de Akumas Ocupadas
Sáb Mar 30, 2013 12:25 pm por Kenner

» La Muerte del Cuervo
Lun Dic 31, 2012 4:34 pm por Juvia Lockser

» El primer movimiento
Sáb Dic 29, 2012 7:57 pm por Lyon Vastia

» Reuniendo seguidores
Sáb Dic 29, 2012 7:46 pm por Narrador

Compañeros
Pirate-Legens Shinobi Sensu One Piece Shin Sekai Pirate-Legens NarutoRolAvence Real Shippuden Rol One Piece Revolution
Para Reactivacion
Sáb Sep 08, 2012 12:39 am por Kenner
Aqui se debera llenar para reactivar las cuentas que estan inactivas ya que si no hizo el censo o que esta volviendo al foro a jugar.

Por a ver caido en inactividad, todos sus items personales fueron retirados armas y objetos que se hallan creado y comprado por el usuario.
Tambien se a liberado la akuma en caso que tuviera una debido a su ausencia o estado inactivo

Este formulario se debe …

Comentarios: 10

Comparte | 
 

 Buscando al asesino

Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Buscando al asesino   Jue Jun 28, 2012 2:51 pm

En este momento me encuentro escondido dentro de una caja en un barco mercante que me sacará de este lugar. Mi cuerpo es cubierto por las telas que transporta la caja, por lo que no es posible verme desde fuera a menos que se quiten todas las telas.

Los hechos del día de hoy comienzan a desfilar por mi mente. Recuerdo todo nítidamente. La sangre en mis manos, el odio en mis ojos.

Vuelvo enseguida, Yuna —comenté mientras salía de la tienda. Había decidido ir a comprar algo para que esa bella dama, de la que me encontraba locamente enamorado, almorzara.

Mientras volvía un hombre que cargaba un saco chocó contra mí. Ambos caímos al suelo, más él se levantó. Mientras pasaba por mi lado me fijé en un símbolo que portaba en la vaina de su daga, era extraño, nunca lo había visto por aquí. Cuando me di la vuelta, todavía sentado, el tipo había desaparecido. Volví mis ojos al frente y me encontré con dos cosas: una daga, que por la forma y los motivos eran de la tienda que Yuna cuidaba, y una capa. La capa estaba desgarrada en uno de los lados y era la que el hombre llevaba puesta antes de seguir con su carrera.

Fruncí el ceño y me levanté del suelo con rapidez. Mis piernas se movían cada vez más rápido, hasta llegar a correr. Al llegar a la tienda me encontré con Yuna en el suelo, rodeada por un charco de sangre. Me acerqué a ella y la acuné entre mis brazos mientras lloraba. Grité, la gente comenzaba a rodearnos y preguntar qué había pasado. Uno se acercó a nosotros y tocó la mano de ella. Yo lo aparté de un manotazo y él me mostró un broche.


Última edición por Raito el Lun Jul 09, 2012 6:57 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Buscando al asesino   Jue Jun 28, 2012 3:23 pm

En mi mente solo apareció alguien. El mismo hombre con el que había chocado antes. Aquel sujeto llevaba el mismo símbolo en su vaina. Tomé la empuñadura de la daga que se hallaba en mitad del pecho y la extraje con fuerza, sabiendo ya que mi amada estaba muerta. Tras eso le hice la promesa al cadáver de vengar su muerte.

La única forma que tenía de vengarse de aquel tipo era ser igual, o peor, que él. El barullo se calló de golpe mientras me levantaba con la mirada fija en la única salida. Todos me abrían camino mientras me miraban con temor. En la última fila mi madre me miró con miedo. Intentó tocarme el rostro, más yo se lo impedí apartándome.

Corrí al puerto mientras desenfundaba la katana, apartando, con fuertes golpes, a todo aquel que se cruzara en mi camino. Agarré a unos cuantos, antes de mandarlos al otro mundo, para interrogarlos sobre la ubicación del hombre. Cuando ya tenía la información acabé con la vida de aquel que me había facilitado el lugar.

Al llegar frente a la puerta de la taberna no reconocí mi reflejo en el cristal de la puerta. Aquel que me devolvía la mirada portaba una sonrisa siniestra, los ojos decididos, sangre por todas partes del cuerpo y el cabello blanco manchado con algunas gotas rojizas. Me dio igual y abrí la puerta que me separaba de mi objetivo.

Al hacerlo pude escuchar claramente las risas y gritos de un montón de hombres. Entré y me coloqué en la barra. Todos callaron al verme entrar cubierto de sangre. Mis ojos se fijaron en el hombre que tenía justo enfrente.

¿Es tuyo? —pregunto con voz maliciosa tras lanzarle el broche. Él asiente indeciso, y es en ese momento cuando firma su sentencia de muerte.

Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Buscando al asesino   Lun Jul 09, 2012 7:26 am

Tras el brutal asesinato de aquel pirata, y de algunos de sus hombres, recuerdo que mi apariencia volvía a ser la misma de siempre. Mi cabello, ahora castaño, y mi cara estaban manchados por la sangre de esos infelices que habían probado el sabor de mi katana.

Las horas se me hacen eternas, no puedo dormir por voluntad propia ya que tu imagen aparece en mi mente. Recuerdo lo último que pasamos juntos y eso hace que mi sangre hierva. Si no me hubiera marchado a por comida tú no habrías muerto de esa manera. Suspiro mientras niego con la cabeza. Ya no tiene sentido pensar en nada como eso.

Meto la mano al barril que me cubre de todos los que están en el barco y tomo una simple manzana. La observo durante unos minutos antes de comenzar a morderla. Está deliciosa, como lo habías estado tú alguna vez.

Maldición —pienso mientras lanzo la manzana, al hacerlo tan fuertemente cae al mar. Puedo escuchar cuando el alimento choca contra la cristalina agua. No quiero recordar nada sobre ti ya que me hace sentirme frustrado. Frustrado por no poder ayudarte, por no poder protegerte. Estoy frustrado por dos cosas: La primera, no he podido evitar pensar en ti; y la segunda: Me he quedado sin comida, y me da pereza tomar otra del barril.

Meto la mano en el barril por segunda vez y tomo otra manzana. La miro, es roja como tus labios, fina como tu piel. Sencilla y hermosa, como tú. Suspiro cansado mientras la muerdo, jugosa, deliciosa, como toda tú. Maldije por lo bajo, ¿Porqué no podía dejar de pensar en ti?

Terminé de comer la deliciosa manzana y dejé descansar la espalda contra el barril. Agucé el oído cuando escuché pasos que se acercaban a mi posición. Parecían dos de los mercaderes.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Buscando al asesino   Vie Sep 07, 2012 5:30 am

¿Has oído lo del doble asesinato en esa isla de la que hemos salido? —comenta uno despreocupado. Ambos caminan junto al barril y se detienen un momento delante de él, haciéndome temblar.

Sí, al parecer un muchacho los ha matado a los dos delante de toda la gente —responde su acompañante. Al ver como negaba el chico continuó hablando—. Según cuentan los que lo han visto cuando mató al hombre sus cabellos se tornaron blancos como la nieve.

Al parecer después de eso salió corriendo y ya nadie lo ha vuelto a ver —musita en voz baja—. Habrá que estar alerta de cualquier movimiento extraño.

Suspiro mientras sonrío de manera agradable, la noche comienza a caer sobre mí. Miro el cielo totalmente estrellado y tu recuerdo hace que pierda la sonrisa. Todavía te quedaba mucho por vivir, amada mía, pero no lo pudiste hacer por culpa de ese maldito y mugriento pirata que te asesinó. Mis ropas todavía están manchadas y huelen a su asquerosa sangre. Tenía que vengarte, pero eso no ha hecho que tu muerte se remediara, ahora todos piensan que yo te he asesinado. Muchos no tardarán en salir a darme caza, lo sé porque las malas lenguas odiaban a mi padre.

Salgo de mi escondite al ver que no hay peligro de que nadie me vea. Ordeno un poco mi ropa y suspiro mientras me encamino para dar una vuelta por el barco. Es la primera vez que salgo de mi escondite en todas las horas de viaje y ya no soportaba ni un segundo más estar encerrado en ese inmundo lugar.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Buscando al asesino   Vie Sep 07, 2012 5:32 am

Antes de comenzar a caminar tomo otra de las manzanas entre mis manos y le doy un mordisco a tan exquisito manjar. Mi mente se pierde entre los recuerdos en el dojō, me solía gustar comer una manzana tras entrenar, era como una tradición que seguía junto a mi padre. Al llegar a casa mamá tenía preparadas un par de manzanas sobre la mesa. Ese recuerdo me hizo sonreír.

Voy con mucho cuidado mientras termino de comerme la manzana, vigilo los lados, delante y detrás. No hay nadie y eso me tranquiliza. Llego a unas escaleras que bajan y me interno en ellas. Llego a la bodega, está llena de cajas. Abro una puerta que está al final y me encuentro que está repleta de estantes con bebidas.

Unos pasos comienzan a resonar en las escaleras y frunzo el ceño mientras entorno la puerta. Busco un buen lugar en el que esconderme y lo hayo al fondo de la habitación, entre los barriles de la bebida. Corriendo, y haciendo el menor sonido posible, me escondo y espero. Al virar la cabeza me encuentro de lleno con el rostro de una joven, sorprendida, a unos escasos centímetros del mío. Veo que va a gritar pero me adelanto a ella y cubro su boca con mi mano para que no nos delate.

Estamos muy cerca uno del otro y aun en la oscuridad alcanzo a ver su sonrojo y su mirada de horror. Lamento que mis manos, repletas del espeso líquido que es la sangre de ese malnacido, deban que tocar la fina y delicada piel de esa doncella.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Buscando al asesino   Vie Sep 07, 2012 6:06 am

Le lanzo una sonrisa sincera para intentar tranquilizarla, pero todos mis sentidos están alerta. La puerta se abre, la luz penetra en la habitación pero el lugar en el que ambos nos encontramos continúa en la penumbra, pero no tarda mucho en cerrarse nuevamente. Debido al miedo me he recostado en el suelo y la chica, con la boca cubierta por mi mano, debajo de mí.

Solo hay una cosa que me guste más que el alcohol... —musito cerca de su oído. Ella se encuentra inmóvil, no sé si por la posición en la que nos encontramos o por miedo a que le pueda hacer algo—... y es una mujer cerca de una botella de alcohol.

La joven intentaba decir algo, pero mis manos cubrían sus hermosos labios. Con una muda advertencia le ordenaba que no chillara si no quería meterse en problemas. Lentamente destapo su boca, cuando mis manos están apoyadas en el suelo, haciendo más leve mi peso sobre ella, intenta gritar. Más es detenida por mí. Antes de que pudiera emitir ningún grito mis labios estaban contra los suyos. Ella se queda totalmente quieta esperando a que me separe.

Me gusta esta forma de silenciarte —comento en un susurro cerca de su oído. Mis manos se acercan un poco a los costados de su cuerpo, ella intenta huir de mí “No pensará que yo pretendo...”—. No te asustes, solo quiero que te calles.

Prometo que no gritaré —musita totalmente sonrojada. Ese color carmín en sus mejillas la hace ver adorable.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Buscando al asesino   Vie Sep 07, 2012 6:12 am

Me hubiera gustado que lo hubieras hecho —comento mientras le lanzo una sonrisa pícara— hubiera querido callarte una segunda vez.

Ni lo intentes o te tirarán por la borda todos lo que aquí van —comenta ella con firmeza. Al parecer era alguien importante en ese barco. Y como sospechaba me entero de que es la hija de uno de los jefes.

Me gustaría verles intentándolo —comento mientras sonrío amistosamente. Un fuerte sonido se puede escuchar desde la cubierta. Alguien se está peleando. Los golpes son claros y fuertes. No hay margen a duda.

Maldición, otra vez —suspira mientras se apegaba todo lo que podía a la pared y se aleja de mí. Su reacción hizo que sonriera con arrogancia—. Mi padre consiguió un cofre un par de islas antes. Y los hombres se pelean entre ellos. Algunos protegen a mi padre, mientras otros intentan robarlo.

Me gusta tu arrojo, muchacha —comento mientras le coloco una mano sobre la cabeza. Lentamente comienzo a bajarla mientras admiro el frágil cuerpo de la muchacha y comienzo a ejercer presión cuando llego a la zona de su cuello. Ella me mira con gesto de dolor, eleva sus manos y agarra entre ellas la mía intentando alejarla de su cuello, y yo le respondo fríamente con mis ojos—. Yo soy un pirata, pero si ellos te alcanzan no tendrán contemplaciones. Harán lo que sea necesario para tener en sus manos ese cofre del que me hablas.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Buscando al asesino   Vie Sep 07, 2012 6:14 am

Los ojos de la muchacha se abren por completo al escuchar mis palabras. Me doy cuenta de que siente un profundo miedo hacia mí ahora. Hace más fuerza a la hora de liberar su cuello ya que piensa que soy capaz de matarla de verdad.

No puede ser —musita la joven mientras poco a poco separo mi mano de su cuello. Ella me mira asustada, sabe que un pirata es capaz de cualquier cosa pero yo no soy así—. Aléjate de mí maldito pirata.

No lo haré —comento mientras cubro de nuevo su boca con mi mano. Una segunda vez alguien se asoma por la puerta, esta vez entra y yo me vuelvo a recostar en el suelo con la chica debajo de mi cuerpo. Mi cuerpo se ha vuelto a tensar y mis sentidos huelen el peligro cerca. Una de mis manos está apoyada en el suelo haciendo el peso más liviano para ella y la otra la he quitado de su boca y descansa sobre la empuñadura de mi katana.

El sonido de la puerta al cerrarse hace que lance un suspiro, ¿Es que aquí nunca duermen? Me levanto lentamente y me siento apoyando la espalda en la pared. Lanzo un suspiro mientras miro a mi alrededor, las botellas me llaman, pero no es momento para beber.

Me levanto del suelo y le lanzo una mirada divertida a la chica que me acompaña. Le recomiendo que se quede ahí, escondida, y que no salga por nada.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Buscando al asesino   Vie Sep 07, 2012 6:18 am

Me escabullo de la habitación de manera silenciosa. Miro a los lados y veo que no hay nadie que me impida el paso. Continúo mi camino y llego a la cubierta de nuevo. Escucho voces cerca y eso hace que como un acto reflejo tome el mango de la katana.

Sonrío al ver que pasan de mí, no me han visto. Suelto la katana y continúo con mi camino. Llego al camarote donde está guardado el cofre, sin que nadie me vea entro en la estancia y veo que es el camarote principal. Allí está el dueño del botín que me mira con malos ojos por haber irrumpido en su dormitorio.

¿Quién eres tú? —pregunta con voz profunda. Es un hombre de mediana edad, barbudo, de aspecto recio. Su ceño está fruncido y eso hace que sus pobladas cejas parezcan una sola— ¿Cómo has podido colarte en mi barco sin que ninguno de mis hombres te sintiera?

No me había sido demasiado difícil, estuve tentado a decirle pero decidí callar y lanzar una sonrisa. Tenía un plan para captar su atención y que hiciera lo que yo deseara.

Linda hija tienes... —comento con socarronería—... sería un desperdicio que alguno de los hombres, que está en este barco, descubriera que se encuentra en la bodega.

¿Qué dices? —pregunta sorprendido. Sus ojos se muestran asustados, parece que ama demasiado a su hija—. No les digas nada, por favor, son capaces de cualquier cosa.

Pues entonces escóndame hasta llegar a vuestra siguiente isla. Mientras yo esté a salvo vuestra hija también lo estará. Solo pido que todos los días nos bajes un par de platos a la bodega con comida, yo me ocuparé de proteger a su hija mientras dure el viaje.

Protege a mi hija hasta que lleguemos a tierra —me ruega el hombre— es todo lo que me queda. Ella se ha colado en el barco y no quiero que le pase nada.

Me escabullo de nuevo hasta la bodega y entro en la diminuta habitación. Llego, en silencio, detrás de los barriles y la encuentro dormida plácidamente. Me siento a su lado y espero a que el barco llegue a puerto. Para así bajar y comenzar un viaje que no sé donde me llevará.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Buscando al asesino   

Volver arriba Ir abajo
 
Buscando al asesino
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» BUSCANDO FELICIDAD
» Buscando Escritores para el Blog...
» BUSCANDO ORO CON ........MERCURIO.
» FOTOS DE BUSCANDO EL TESORO DE LA CUEVA.
» BUSCANDO EL TESORO EN LA HACIENDA DE LOS MEJIA.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
...::Pirates~Age::... :: Mundo del spam :: Papelera-
Cambiar a: